En el vértice nororiental de Andalucía y cerrando el valle del Guadalquivir, sierra Morena contacta con otras sierras del frente externo de las Cordilleras Béticas, replegadas en numerosos valles interiores como el valle de Segura (ríos Hornos, Trujala y Orcera). Puerta de acceso norte al mar de olivos y transición entre la campiña manchega y Andalucía, se trata de un olivar de media montaña mediterránea, en el interior de un área protegida (Parque Natural).

La zona destaca por la formación de mosaicos de olivar y pinar: olivares que conviven con huertas, espacios de ribera y masas forestales, hoy pinares en su mayoría procedentes de repoblación, a partir de los bosques mediterráneos autóctonos que fueron esquilmados entre el siglo XVIII (la provincia marítima de Segura) y mediados del XX. Muestran una convivencia entre olivar y monte pinariego en el interior de un Parque Natural y Reserva de la Biosfera desde 1983. Estos olivares en mosaico, también denominado tapiz segureño, es una particular forma del paisaje agrario del valle de Segura caracterizado por cultivos definidos según su altitud  en un valle que aún respira el eco de los tiempos de frontera (siglos XIII al XV) conservando un original sistema defensivo con implicaciones agrarias (torres-cortijo) hoy plenamente integrado entre los olivares. Un paisaje que discurre por un valle interior de montaña, descubriendo el mosaico que componen olivar, ribera fluvial y monte arbolado; escenario que bien puede contemplarse desde los excelentes enclaves de visualización de los castillos de Segura de la Sierra y de Hornos.

POA-6  VALLE DE SEGURA: OLIVARES DE FRONTERA Y NATURALEZA 1
POA-6  VALLE DE SEGURA: OLIVARES DE FRONTERA Y NATURALEZA 2